@elvis_ente

20 septiembre, 2006

El Peronismo del Siglo XXI (Homenaje al Cro John William Cooke)


Links
Apuntes para la Militancia. por John William Cooke
Entrevista a John William Cooke


"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora, pero no está investido de ninguna calidad extraterrenal que le confiera vigencia perenne; no posee otros valores que los que él mismo va acreditando con sus acciones. Entonces no se vea en este toque de alerta prefiguraciones catastróficas, ni dudas en cuanto a su capacidad para cumplir su mandato histórico, sino el llamado para que lo preservemos como eje de un frente de nacionalidad..."

John William Cooke.


La Concertación convocada el 25 de mayo por el Cro Presidente Kirchner redefine todos los espacios políticos en la Argentina. Representa un nuevo eje que deja atrás la escenografía política del siglo XX (herida de muerte en Diciembre de 2001).
Tanto la debacle electoral del Radicalismo como la dispersión del Peronismo en las Presidenciales de 2003 fueron aristas del mismo proceso. Las viejas estructuras partidarias ya no expresan ni contienen las necesidades de la sociedad después de haberle dado continuidad a la decadencia socioeconómica iniciada por la dictadura cívico militar en 1976.
Vivimos una transición marcada por líderes sin estructuras y aparatos políticos inexpresivos y desvinculados de la agenda social. En nuestro caso particular como Militantes Peronistas de Mendoza estos últimos años han sido un verdadero desierto; con muchos de nuestros dirigentes salpicados por la crisis del 2001 y en mayor o menor medida implicados en la dañosa etapa menemista cada parada electoral desde 1997 fue para nosotros un nuevo castigo.
Por supuesto que tenemos cuadros en condiciones de liderar procesos políticos, pero los liderazgos necesitan la maduración y el afianzamiento que las derrotas electorales dificultan.
En este marco, que desde el Peronismo busquemos una nueva síntesis política que incorpore una lectura crítica de los últimos 25 años además de sano, es necesario. En este sentido hay algunas preguntas básicas para explorar:

1). ¿Es la concertación con otros sectores políticos y sociales una verdadera dificultad?

El Peronismo es un Movimiento Popular y como tal se integra y constituye por la concurrencia de distintos sectores en función de valores en común.
Desde sus orígenes y a lo largo de su historia el Peronismo contuvo en su seno diversos sectores sociales como así también distintas posturas ideológicas.
Justamente esa condición movimentista y diversa explica el papel protagónico del Peronismo en los últimos 50 años a pesar las proscripciones y la persecución, pero también generó contradicciones incompatibles con el Proyecto Nacional.
Así como en 1945 dimos lugar a la mayor revolución social de la historia a través del acceso a la dignidad del Pueblo Trabajador; en los 90 el Peronismo fue el brazo que utilizó el Imperio para deshuasar el Estado y traer miseria y postergación a nuestro pueblo. Y nadie se quiere pasar la vida diciendo una cosa y haciendo otra.
Los años transcurridos entre el retorno democrático hasta finales del siglo pasado mostraron el lado más Partidocrático del Peronismo (o PeJotismo, o Sobre Adaptado; o Aburguesado; Burocrático), la degradación del Movimiento en un aparato logístico - electoral al servicio de
intereses diversos. No me siento responsable, aunque tampoco me excluyo en esto.
Finalmente, pienso que no es la integración de otros sectores o pensamientos lo que nos debilita electoralmente sino el papel que cumplimos en la historia reciente de nuestro país (incluyendo los procesos políticos de muchas provincias). Esto redujo nuestros espacios de encuentro al afecto colectivo por las fotos y los símbolos.

2)¿Qué podemos hacer?

La respuesta a esta pregunta (al menos en mi caso) más que un análisis intelectual expresa el deseo que el Peronismo siga siendo la expresión política de los humildes y los trabajadores a través del tiempo.
A pesar de las derrotas electorales; pensar que un Movimiento con la inserción social, la mística y la historia como el nuestro simplemente desaparezca o sea reemplazado no me parece sensato; tampoco es lógico que permanezca inmóvil e imperturbable a través de las décadas.
Perón y Evita nos legaron el Movimiento y la Doctrina, pero la acción política está hoy en nuestras manos; y pasa por distintos carriles que sin pretender agotarlos en este texto podemos enunciarlos así:
1° Orden Politico: La defensa y el sostenimiento del camino iniciado por el Compañero Presidente Kirchner en el afianzamiento los Derechos Humanos, la Defensa del Medioambiente y el Desarrollo Económico orientado a la Justicia Social.
El orden político también implica la solidaridad estrategica con las instancias nacionales, provinciales y municipales.
2°. Recuperar la Calle: Conectarnos activamente con la agenda social y conducir los procesos poniendo al Peronimo a la cabeza la luchas populares. Esto debe hacerse con la responsabilidad que implican los municipios administrados por el Justicialismo.
Este punto tiene que ver también con aspectos de nuestra historia, que al ser un movimiento tan consolidado contamos con hitos que en nuestra mente son difíciles de superar.
3° Activar las Ramas: Para reactivar el Movimiento necesitamos la concurrencia todas las fuerzas que lo estructuran y expresan de manera directa. Desde la política, los sindicatos, las organizaciones sociales, la defensa de los derechos humanos y el medioambiente, las luchas de género, las problemáticas juveniles, la militancia universitaria, podemos reencontrarnos todos los Compañeros en posición de reconstruir nuestra presencia social.

Podríamos seguir (y seguramente lo haremos) buscando alternativas para fortalecer nuestro movimiento. Pero el éxito o el fracaso de nuestra empresa depende en buena medida de hacer valer ahora eso de que en el Peronismo diversidad no implica dispersión, y que estar juntos no nos obliga a pensar lo mismo.

No hay comentarios.: