@elvis_ente

09 diciembre, 2007

Una nueva era para el Movimiento Nac & Pop

Se inicia otra etapa política en la Argentina, y los militantes populares nos debemos una nueva reflexión.
En estos días se despide el primer gobierno Nacional y Popular que termina un mandato contitucional entregando el mando a otro de característica similar. Dato que no se registra desde la década del 40.
Y además representó el punto de quiebre con la peor decadencia jamás vivida por nuestro pueblo; no sólo política, social y económica sino fundamentalmente moral.
El país está en buenas manos, quedando pendiente el afianzamiento de la estructura política llamada a sostener el modelo de crecimiento económico con Justicia Social
Herramientas Populares
Los resultados registrados en las elecciones nacionales y en las provincias durante el 2007 nos muestran una realidad evidente: El Peronismo dio cuenta cabal de su papel estructurante en el país y se encamina hacia su afianzamiento. Confirmando lo que intuíamos en marzo de este año y dando por tierra los pronósticos apocalípticos que auguraban la muerte de los partidos y buscaban instalar nuevos sellos "de diseño" y "slogan" para captar la voluntad política de los ciudadanos.
Este último resultado no sólo describe una circunstancia electoral, sino da cuanta de la inteligencia colectiva que preserva las herramientas que garantizan su supervivencia. Y el Peronismo, en tanto se mantenga como un Movimiento Nacional y Popular, será una de ellas. Este fenómeno que tuvo una incipiente expresión en el 2003 donde los tres candidatos más votados eran Justicialistas y ahora se ha expresado con un adecuado orden. Lo que da lugar a la base de sustentación política necesaria para sostener el camino del desarrollo nacional.
Y no se nos escapa la recuperación del radicalismo luego de la debacle.
Podríamos decir que la incidencia institucional, política y social del Movimiento que fundó Perón, va más allá de la que tuvo durante la vida del Líder.
¿Saben Porqué? Porque después de 60 años de presencia ininterrumpida, el Peronismo ha superado el status de parcialidad política para constituirse en parte de la cultura y la identidad nacional.
Esa es la razón por la cual los estandartes del Justicialismo flamean triunfantes en renovados rincones de nuestro país, recuperando la esperanza para muchos pueblos después de la crisis del 2001.
Otro dato que reporta a este concepto es que durante toda la campaña electoral tanto oficialismo como oposición se esforzaron por incluir rasgos de Peronismo en sus propuestas. Otorgándole al Movimiento un halo suprapartidista.
A primera vista (foto) parece un dato muy eufórico, casi de campeonato. Pero al observar la dinámica (película) de este tránsito del Peronismo hacia el soft más profundo del Pueblo Argentino, constatamos que tiene implicancias políticas profundas que serán positivas o negativas según la posición relativa de cada uno, pero sin duda son de carácter transformador.
La base territorial de la construcción política
Si bien la elección se desarrolló de manera normal, hubo un punto que la hizo atípica; la gran dispersión de la oferta política local, especialmente las intendencias y concejalías. Al respecto un importante analista político observaba en un reportaje que ..."Se suele mirar a los gobernadores como protagonistas electorales. Pero el secreto, está en los intendentes. Quienes volcaron la balanza en un sentido o en otro fueron los intendentes... Aparatos políticos fuertísimos de la provincia de Buenos Aires desaparecieron arrastrados por las llamadas “colectoras”, donde figuras jóvenes, prácticamente desconocidas, terminaron quedándose con municipios de la importancia de Lanús o La Plata. Y contra lo que podía pensar cualquier estratega, la boleta de intendente fue enormemente importante. Este es un dato nuevo ..."
Observo que no ilustra la observación aislada de un resultado electoral, sino que son las variaciones entre resultados las que expresan los movimientos de la voluntad política.
Me parece que lo ocurrió en 2003 respecto a la dispersión en el voto a Presidente, se trasladó a los ámbitos locales en el 2007. ¿Porque?. Porque la población percibe una situación Nacional estabilizada y pone su mirada sobre los liderazgos locales, buscando renovar a la dirigencia residual de la crisis del 2001.
(continuará)

No hay comentarios.: